LAS TIPOGRAFÍAS EN WINDOWS

Como es sabido, las computadoras nos permiten trabajar en nuestros documentos con muchos tipos de letras diferentes.

Se denomina 'tipografía' a la forma propia de un cierto tipo de letra y se denomina 'fuente' (o en inglés 'font') al resultado de asignar a una cierta tipografía un tamaño y algunas otras características como por ejemplo: si se trata de negrita, bastardilla, etc.

Cuando en un procesador de textos seleccionamos un tipo de letra, como por ejemplo la 'TimesNewRoman', estamos definiendo la tipografía a usar, mientras que al elegir un tamaño 12 para la misma ya estamos hablando de una 'fuente TimesNewRomán de tamaño 12'.

Este concepto es sencillo, pero a veces puede resultar confuso el hecho de que en jerga ambos términos ('fuente' y 'tipografía') se suelen usar indistintamente.

En windows las tipografías se agregan al sistema a partir de archivos que tienen extensión .TTF ('True-Type Font').

Esta es la opción más común, pero también existe otro tipo de archivos que son propios de otros orígenes, como por ejemplo la empresa 'Adobe'.


En algunos casos, en lugar de un único archivo se cuenta con varios para un mismo tipo de letra, formando lo que se llama la 'familia' de la tipografía.

Porqué es esto?

Bueno, todo tiene su razón de ser...

Supongamos que elegimos la tipografía 'Arial', le damos un tamaño 10 y elegimos además escribir en letra bastardilla (inclinada).

Si en el sistema se encuentra instalado sólamente el archivo de tipografía ARIAL.TTF windows toma información sobre la forma de la letra Arial y le aplica un proceso de deformación para inclinarla un cierto ángulo a fin de lograr la bastardilla.

Sin embargo, el diseño de tipografías ha sido un arte desde hace ya mucho tiempo y por lo tanto, cuando alguien diseña con dedicación una nueva tipografía no sólo define sus formas básicas, sino que suele también plantear formas diferentes para la versión bastardilla y también para la negrita y para sus combinaciones que van más allá de una simple inclinación o un trazo más grueso. Cambian sutilmente las formas de las curvas y trazos que forman cada letra, siempre manteniendo un aspecto acorde a la familia a la que pertenecen.

Más aun, se pueden encontrar varias versiones de la misma tipografía.

Para poder reflejar esas sutilezas, Windows permite registrar varios archivos diferentes para definir a la familia de una tipografía, por ejemplo, un archivo ARIAL.TTF para la Arial normal, uno ARIALI.TTF para la forma en bastardilla, uno ARIALN.TTF para la negrita, etc.

Para quienes quieran curiosear un poco, estos archivos pueden verse en la carpeta C:\WINDOWS\FONTS del disco rígido.

De esta manera, cuando se elige bastardilla para un cierto tipo de letra, windows intenta primero ubicar una definición de formas específica para el caso y si no tiene ninguna, entonces la simula inclinando la forma original.


A esta altura, conviene que les cuente que hay dos clases de tipografías muy diferentes en lo que respecta al espaciado de las letras entre sí: las 'proporcionales' y las 'monoespaciadas'.

En las tipografías 'proporcionales' cada letra ocupa el mínimo espacio necesario en proporción a su ancho, es decir, una letra 'i' o una 'l' ocupan mucho menos que una 'W' o una 'M'.

En las tipografías 'monoespaciadas' cualquiera de las letras ocupa el mismo espacio.

El resultado de estas cuestiones de diseño es que los textos escritos utilizando fuentes proporcionales presentan un aspecto agradable y armonioso mientras que en los escritos con fuentes monoespaciadas (al igual que lo que ocurría con los escritos en máquina de escribir) las letras de menor ancho se ven como aisladas dentro de la palabra.

Esto es lo que hace que en los procesadores de texto se deba utilizar tabuladores u otras herramientas para poder encolumnar las palabras ya que como cada letra ocupa diferente espacio no tiene sentido medir distancias contando caracteres.

Por el contrario, en un texto escrito con tipografía monoespaciada, cada caracter ocupa el mismo espacio haciendo posible por ejemplo, utilizar espacios en blanco para encolumnar las cosas.


Me detengo un poco ahora en las tipografías básicas que vienen con Windows para hacer notar sus diferencias más evidentes. Voy a hablarles de cuatro tipografías en particular:

ARIAL

Es incluida como letra proporcional 'San Serif' es decir, 'sin ganchitos' en las terminaciones, se la suele utilizar en títulos y carteles.

TIMES-NEW-ROMÁN

Esta también es proporcional pero, a diferencia de la Arial, tiene ganchitos en las terminaciones y suele ser buena y muy legible para los contenidos de un texto (los párrafos normales).

CURIER-NEW

Esta es un ejemplo de letra monoespaciada.

COMIC SANS MS

Esta es un ejemplo de letra informal.


Ahora les cuento un detalle importante a tener muy en cuenta acerca de Windows y las tipografías.

Por cuestiones técnicas que exceden a esta página, cuanto más tipografías se agregan a Windows, más lento se pone todo el sistema.

Una buena costumbre en este aspecto sería no 'cargar' a Windows con tipografías que no se piensen utilizar.

Las tipografías de Windows se pueden agregar o quitar desde el ícono 'Fuentes' del 'panel de control' al cual se accede desde el 'menú de Inicio'. (INICIO / CONFIGURACIÓN / PANEL DE CONTROL)

Esto activa un programa en cuyo menú, en la sección 'ARCHIVOS', existe una opción 'INSTALAR NUEVAS FUENTES' en la que se indica la ubicación de los archivos de tipografía (.TTF) que se desea agregar.

Si un cierto trabajo específico requiere el uso de una tipografía en particular que no se suele utilizar normalmente, se la puede instalar para realizar el trabajo y una vez terminado, quitarla del sistema.

Suele ser muy buena costumbre incluir con los archivos resultantes del trabajo una copia del los archivos de tipografías utilizados (archivos con extensión .TTF), por si se los quiere volver a utilizar en otro sistema que no cuente con ellos (por ejemplo, en el caso de desear mandar a imprimir a una imprenta el resultado de nuestro trabajo).

Conviene mantener los archivos de tipografías que se agregan al sistema en una carpeta aparte del disco (les recomiendo que sea en 'C:\Tipografías') para saber dónde buscarlos al momento de agregarlos al sistema o pasarlos a otras personas.

Al instalar uno de estos tipos de letras, conviene, para no degradar la performance del equipo, deseleccionar la opción que presenta Windows de copiar el archivo a la carpeta 'fonts' del sistema.

Si tienen la suficiente paciencia y conocimientos, es buena idea cambiar el nombre original de esos archivos por el mismo que presenta Windows al seleccionar ese tipo de letra. Por ejemplo, al que corresponde a la tipografía 'Arial negrita' se le podría cambiar su nombre original 'Arialn.ttf' por 'Arial negrita.ttf'. Esto permite ubicar muy fácilmente los archivos necesarios para agregar un cierto tipo de letra al sistema.


Por último, si quieren ver cómo se ve mi letra manuscrita, les sugiero que bajen e instalen sus computadoras la tipografía MarceloSavoini, que diseñé en base a mi letra de imprenta habitual.