CÓMO HACER UN FALSO VITRAL CASERO

Evidentemente, todos conocen lo que es un vitral (vitreaux). Esas bellezas decorativas suelen estar hechas con trocitos de vidrios de colores intensos, con o sin textura, sostenidos en una estructura de tiras de plomo que remarcan sus bordes a la vez que los mantiene unidos.

Los llamados "falsos vitrales", en cambio, son aquellos que se forman pintando un vidrio o cristal común con un barniz o laca especial para tal fin.

En esta página, les voy a contar los pasos que seguí para convertir en falso vitral la ventana de mi cocina. No, no soy un experto en artes plásticas, así que esta página no va a ser un tratado sobre las técnicas de creación de vitrales, pero, el resultado que obtuve cubrió mis expectativa con un costo relativamente bajo, así que lo que voy a hacer es compartir mi experiencia con ustedes.

En mi caso particular, para trabajar la ventana completa (dos hojas de 80x90cm), utilicé los siguientes materiales (sobró muy poquito de cada elemento):

  • 12 pomitos de "Pasta Relevo Vitral" de la marca "Acrilex", de 20ml cada uno. Utilicé los de código "533" que corresponde a las pastas con coloración tipo plata, las hay también tipo oro y grafito.

  • 2 potes de "Barniz Vitral" de la marca "Acrilex" de 37ml de color "Turquesa" (código "501")

  • 2 potes de "Barniz Vitral" de la marca "Acrilex" de 37ml color "Rojo Fuego" (código "507")

  • 2 potes de "Barniz Vitral" de la marca "Acrilex" de 37ml de color "Violeta" (código "516")

  • 2 potes de "Barniz Vitral" de la marca "Acrilex" de 37ml de color "Naranja" (código "517")

  • 2 potes de "Barniz Vitral" de la marca "Acrilex" de 37ml de color "Amarillo Cadmio" (código "536")

  • 2 potes de "Barniz Vitral" de la marca "Acrilex" de 37ml de color "Siena Natural / Fume" (código "539")

  • 2 potes de "Barniz Vitral" de la marca "Acrilex" de 37ml de color "Verde Pino" (código "546")

  • 2 potes de "Barniz Vitral" de la marca "Acrilex" de 37ml de color "Azul Prusia" (código "580")

  • 1 pote de "Esmalte Vitral" de la marca "Acrilex" de 37ml de color "Plata" (código "533")

Al proceso que les describo lo apliqué de igual manera sobre cada una de las dos hojas de la ventana de mi cocina, pero por cuestiones de simplicidad de lectura y redacción, cuando me refiera a cualquiera de ellas la voy a mencionar simplemente como "el vidrio" o "la ventana".

Lo primero que hay que hacer es asegurarse de que el vidrio esté bien limpio. En mi caso particular lo limpié con un líquido limpia-vidrios (de los que se aplican con gatillo) y papel absorbente de cocina (del que viene en rollos).

En cuanto al diseño del dibujo a formar, dependerá de los gustos de cada uno, y puede llegar a convenir realizarlo primero en un papel igual tamaño que el vidrio, y utilizarlo luego debajo de éste como guía al momento de plasmarlo con la pasta de relevo.

Yo opté por un diseño "al azar", pero cumpliendo con las siguientes reglas:

  • Independientemente de la forma de cada sector, en cuanto al tamaño, todos deberían cubrir zonas de superficies similares.

  • Utilizar mayoritariamente trazos curvos, manteniendo en promedio la misma orientación.

  • De vez en cuando efectuar algunos trazos en forma de "S", es decir, cóncavos en un tramo y convexos a continuación.

  • De vez en cuando también, efectuar algunos trazos rectos, para que el resultado sea un poco más impredecible y menos monótono.

La función de la pasta de relevo es delinear lo bordes de las áreas que se van a pintar y proveer de una separación en relieve entre las mismas, actuando como contenedor, de manera que no permita que el barniz que se aplica sobre un área se desplace a la de al lado.

La pasta de relevo se va aplicando sobre el vidrio directamente desde el pomito, formando trazos en relieve lo más parejos posibles. Supongo que debe haber técnicas para lograr una distribución perfecta... si las hay, no las conozco... a veces traiciona el pulso, a veces, alguna burbuja de aire dentro del pomo hace que la pasta salga en forma irregular, por lo que el trazado termina siendo completamente irregular. Pero como, precisamente, la irregularidad se da en forma constante sobre toda la extensión, el todo termina teniendo cierta "uniformidad".

En mi caso particular, trabajé con la ventana apoyada sobre una mesita, a la cual cubrí con papel blanco para poder ver más nítidamente por los trazos a medida que los efectuaba. Primero apliqué la pasta formando un recuadro a modo de borde, justo en la unión entre el marco y el cristal, y luego efectué los trazos en el interior.

Una vez, aplicada la pasta de relevo hay que dejarla endurecer durante al menos un día.

Mientras tanto, tomé una fotografía de la ventana con el diseño terminado, la cual les muestro a continuación:

A esta misma foto, la trabajé con un programa de edición de imágenes (el "Gimp", que es muy bueno, recomendable, y gratuito) para colorear con la función "Balde de pintura" las diferentes zonas. Esto me permitió elegir la distribución de los colores disponibles y ver cómo iban a quedar antes de intentarlo en forma directa con los barnices sobre el vidrio. El resultado de colorear los sectores puede verse en la siguiente imagen:

Una versión impresa a color de esta imagen nos puede resultar muy útil como guía para saber de qué color pintar cada zona al momento de aplicar el barniz.

Una vez que la pasta se endurece (transcurrido al menos un día desde haberla aplicado sobre el vidrio), hay que comenzar a cubrir con el barniz las zonas delineadas. Para ello, opté por utilizar sorbetes (de los que usamos para tomar las bebidas gaseosas), con las ventajas de que, por su bajo costo, no es necesario lavarlos una vez utilizados, ya que los podemos descartar, y que además, al sumergirlos en el pote, se cargan con barniz en su interior, lo cual nos permite aplicar una buena cantidad sobre el vidrio cada vez.

Además, resulta práctico cortarlos por la mitad, ya que enteros son bastante largos y enteros son más incómodos al trabajar.

Hay que distribuir el barniz lo más uniformemente posible, asegurándonos que "moje" los bordes de pasta que delimitan cada zona, que la capa sea bastante generosa, y que no se formen burbujitas.

Es muy importante que la ventana esté lo más horizontal posible para que el barniz no tienda a acumularse en alguna dirección y las capas sean lo más parejas posbile, tanto al pintarlas como al dejarlas secar.

Una vez aplicado el barniz tenemos que dejarlo secar al menos un día, con la ventana en posición horizontal. Pasados los cinco días o más, ya se puede lo incluso mojar con agua sin riesgo de que se despinte.

Una vez colocada la ventana, cuando la luz del exterior incide sobre los vitrales, vamos a notar que pueden quedar algunos huequitos en los que el barniz no alcanzó a cubrir, y por lo tanto, permiten pasar luz blanca, lo que les da un aspecto desprolijo. Pero estos huecos son fáciles de rellenar con un pincelito o un palito y un poco de barniz del mismo color que la zona en la que se encuentran.

Otro retoque posible es el de pintar con "esmalte para vitral" (el esmalte, a diferencia del barniz, es opaco) del mismo color que la pasta de relevo, las partes en las que el barniz haya podido "manchar" los bordes de pasta.

Les dejo algunas fotos de cómo quedó la ventana terminada, desde diferentes ángulos y de sus reflejos en diferentes momentos del día.



Finalmente, un comentario respecto de los resultados...

Al finalizar el verano, noté que algunos de los colores, y muy especialmente el violeta, se fueron destiñendo, probablemente por acción de la luz o del calor del sol.